Logotipo ACIME
No recoge ninguna de las propuestas elaboradas por ACIME y CERMI en favor de este colectivo

Los militares con discapacidad manifiestan su disconformidad tras conocer la modificación de la Ley de la Carrera Militar

El Congreso de los Diputados ha publicado el Proyecto de Ley remitido por el Gobierno por el que se modifica la Ley 39/2007, de 19 de noviembre, de la Carrera Militar, texto aprobado en Consejo de Ministros el pasado día 12 con la intención, según la vicepresidenta del Gobierno, de "enmendar y solucionar los principales problemas causados por el régimen transitorio establecido en la aplicación de la Ley de la Carrera Militar de 2007 que, por su complejidad y su casuística, llegó a plantear innumerables procesos administrativos y la presentación de más de 30.000 recursos por parte de los miembros de las Fuerzas Armadas".

Pero desde esta asociación queremos poner de manifiesto que el Proyecto de Ley ni "enmienda" ni "soluciona" los problemas que atañen a los militares con discapacidad ya que, una vez más, no se han tenido en cuenta las propuestas enviadas por ACIME y CERMI en relación a los aspectos de esta Ley que afectan directamente a nuestro colectivo.

Con esta reforma, a la que se ha establecido un plazo de enmiendas de 15 días hábiles, que finaliza el 10 de febrero de 2015, se abordan y reforman diferentes cuestiones relativas a la discapacidad introduciendo diversas disposiciones. Modificaciones con las que, según el ministro Morenés, "se cumple con una deuda que nuestra sociedad tiene con este personal y al que, por su sacrificio, se le debe tratar con una especial sensibilidad".

Nada que ver con la sensación de los militares con discapacidad tras conocer el Proyecto de Ley remitido por el gobierno ya que, como decíamos, se ha hecho caso omiso a nuestras observaciones y propuestas.

Para el CERMI y ACIME, este proyecto de ley contiene graves defectos que, de aprobarse en esos términos, volverán a crear expectativas, agravios y disfunciones no acordes con nuestro ordenamiento interno en materia de discapacidad.
Con este texto se crea una expectativa de ascenso a todos los Suboficiales del Cuerpo de Mutilados cuando en realidad se trata de reparar "con un ascenso honorifico" a muy pocos y "determinados" suboficiales discriminados y excluidos de la aplicación de la Disposición Adicional 10ª de la Ley de la Carrera Militar.

Desde ACIME lamentamos ese ejercicio de beneficencia al conceder el ascenso honorifico al empleo de teniente, en lugar de contemplar la norma desde una visión de derechos y concederles los mismos empleos efectivos ya concedidos al resto de compañeros. De la misma forma, reprobamos que no se contemple la modificación del artículo 24 y, en consecuencia, la concesión de oficio de un ascenso honorífico a todos los que adquirieron una discapacidad en acto de servicio.

Por otra parte, se trata de dar anclaje jurídico, y carácter de ley, a una pseudo situación administrativa, con ningún anclaje jurídico laboral de relaciones con la Administración y no tasada en el ámbito de aplicación, dando potestad exclusiva al Ministro de Defensa para que decida quién puede, y quién no, estar vinculado en base a "especiales circunstancias", concepto jurídico indeterminado por el que se deja a la discrecionalidad del Ministerio decidir qué se entiende por circunstancias excepcionales.

Este aspecto ya ha sido suficientemente rechazado por la generalidad de los retirados por acto de servicio al cerrarles, en la práctica, la posibilidad de acceder a esa vinculación si sus heridas no fueron en misiones internacionales, por actos de terrorismo o por situaciones de emergencia. Podemos entender que esta norma se está haciendo para casos muy específicos, donde casi se trata de legislar para casos particulares, una praxis que no se debe consentir en un Estado de Derecho.

El derecho a la inclusión social de las personas con discapacidad debe generalizar el derecho del personal militar con discapacidad adquirida en acto de servicio a acceder, previa petición, a esa vinculación sin merma de sus derechos a la promoción honorífica regulada. Continuar restringiendo el derecho, como actualmente se hace con las adscripciones en muy especiales circunstancias, es seguir manteniendo un carácter de exclusión hacía el resto de heridos.

De ahí que desde ACIME y CERMI se propusiera al Ministerio de Defensa que se suprimiera esta disposición y se abordara su revisión y posterior formulación de forma más serena, concretando los posibles beneficiarios, los requisitos y el alcance de esta norma. De otra forma se irá contra el propio marco general para la igualdad de trato en el empleo y la ocupación, pues en el ámbito de las Fuerzas Armadas la excepcionalidad solo se puede llegar a contemplar en servicios operativos, en aquellos puestos que una capacidad sea determinante y esencial, y para tareas muy específicas, y en muy limitadas circunstancias.

Por último, lamentar que este Proyecto de Ley se contemple la modificación de la disposición transitoria sexta y séptima solo en el sentido de conceder el ascenso honorifico a los retirados en acto de servicio, dejando fuera a quienes han tenido la desgracia de sufrir una enfermedad o lesión por causas ajenas al mismo, con lo que en este caso se establece un criterio diferenciador entre los retirados por incapacidad permanente que carece de sentido. Y todo ello cuando el ascenso no lleva aparejado un beneficio económico para el interesado y sí una compensación por la dedicación a las Fuerzas Armadas y por haber visto truncada su carrera militar.

Desde ACIME y CERMI, seguimos confiando en que el Ministerio de Defensa siga en las próximas semanas abordando estos aspectos desde un espíritu constructivo y de reparación de derechos e instamos a que los distintos grupos parlamentarios, en concreto al Grupo Parlamentario Popular, que ostenta la mayoría, presenten las correspondientes enmiendas que solventen los problemas y las barreras que afectan a los derechos de los militares con discapacidad.

> Leer nota publicada en cermi.es semanal

1989-2014

25 años compartiendo una misión

 
ACIME

ACIME

Calle Leonor de la Vega, 7, bajos
28005 MADRID
Telf: 913 650 765
Fax: 913 650 765 / 913 546 729
Aptdo. Correos 5051 - 28005 MADRID

ACIME



Correos electrónicos:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial
Copyright © 2014 ACIME Diseño: DiferenZink