Logotipo ACIME
Charlamos con el cabo De la Aldea, director de la División Deportiva de ACIME y vicepresidente de la delegación de Aragón y La Rioja

“Tener mis limitaciones despertó en mí un interés por el deporte como vía de superación de las mismas”

“Tu limitación es tu superación”. Con este lema por bandera, el cabo Domicio De la Aldea, destinado en la Oficina de Apoyo al Personal de las USAC “San Fernando”, en Zaragoza, se enfunda la camiseta con el escudo de ACIME para representar a los militares y guardias civiles con discapacidad en distintos eventos deportivos. Su objetivo: “conseguir la integración social de este colectivo a través del deporte inclusivo, principalmente al aire libre y en contacto con la naturaleza”.

La historia de superación de este cabo comenzó en 2007 con una lesión en el hombro a la que siguió un tromboembolismo pulmonar, causado por una enfermedad en la sangre, que casi acaba con su vida. “Me sometieron a una operación experimental sin garantías de éxito”, recuerda De la Aldea, que, tras 8 horas en quirófano, pasó 23 días en la UCI y otros tantos recuperándose en planta.

“Tengo una discapacidad física reconocida del 33% por el Tribunal Médico Militar y del 36% por el Instituto Aragonés de Servicios Sociales, adquirida durante mi permanencia en las FAS y ajena a acto de servicio”, explica el cabo.

Domicio De la Aldea es uno de los pocos militares que, con más del 33% de discapacidad, sigue en activo. “Cuando pasé Tribunal Médico manifesté mi clara intención de seguir en activo”, comenta, y, tras un año de baja y otro de dura rehabilitación, el Ejército le consideró apto para el servicio con limitaciones (APL). Le cambiaron de destino. Ahora realiza tareas administrativas en la Oficina de Apoyo al Personal: “mi trabajo consiste en informar, asesorar y orientar al personal militar y a sus familias destinados en las unidades alojadas en el Acuartelamiento. Mi trabajo ha cambiado, pero me siento realizado en la medida en que sigo sirviendo a los demás aunque ahora lo haga desde un despacho”, afirma.

En lo personal, desvela el cabo, “ha cambiado mi forma de ver la vida, mi discapacidad me ayuda a ser cada día mejor persona colaborando con diferentes causas solidarias”.

Este “superador de límites”, como él mismo se define, es socio de ACIME desde 2013. “Un compañero y amigo del Acuartelamiento del Bruch, en Barcelona, me habló de ACIME y, desde hace 4 años, tengo el honor de formar parte de nuestra querida asociación, primero dependiendo de la Central y, más tarde, de la Delegación de Cataluña para, en 2016, año en que se creó ACIME Aragón y La Rioja, depender territorialmente de esta última de la que forma parte, además, de la Junta Directiva. Domicio De la Aldea Gasull es el Vicepresidente de la delegación de Aragón y La Rioja.

Deportista empedernido, el cabo De la Aldea es, también, director de la División Deportiva de ACIME. “Practico todos los deportes que puedo: atletismo, trail running, pádel, natación, ciclismo… y participo en carreras de media y larga distancia, tanto de asfalto como de montaña”, nos cuenta. Aunque, “lo cierto es que antes de adquirir mi discapacidad no hacía mucho deporte”, reconoce. “Tener mis limitaciones despertó en mí un interés por el deporte como vía de superación de las mismas”, afirma.

Y esa forma de entender la vida, ese afán de superación, ha suscitado en muchos compañeros y superiores una admiración que se ha materializado en felicitaciones que forman ya parte del expediente de este cabo que es, para muchos, un ejemplo de superación personal, solidaridad y un espíritu de sacrificio. Y así consta en la más reciente, hecha pública a través de la intranet del ministerio por el comandante García del Real, jefe de la Oficina de Atención a la Discapacidad del Ministerio de Defensa, por su participación, el pasado 17 de junio de 2016, en la Travesía El Escorial-Navacerrada, una travesía de montaña de 51,2 kilómetros con un desnivel positivo acumulado de unos 2.400 m.

“Esta carrera, considerada como de una exigencia media-alta, se desarrolla en el entorno natural de la Sierra de Guadarrama y tiene como objetivos principales fomentar valores como el compañerismo, la resistencia, el esfuerzo, el espíritu de sacrificio y de superación, a la vez que promover el amor y el respecto por la naturaleza”, dice el comandante García del Real en las palabras dirigidas al cabo y atleta, que reconoce que “recibir una felicitación de tus superiores siempre es una motivación para continuar trabajando con la misma confianza y esfuerzo pero, en este caso, me hace especial ilusión por la mención a la transformación de mis limitaciones en ansias de superación”.

El próximo objetivo de Domicio De la Aldea: la XI Carrera del Ebro, que se celebrará en Zaragoza el próximo 26 de febrero. En ella participará, como en otras ocasiones, guiando a otro de nuestros atletas predilectos, Jan Pedraza, vocal de la recién formada Junta Directiva Nacional de ACIME, representando a los militares y guardias civiles con discapacidad.

1989-2014

25 años compartiendo una misión

 
ACIME

ACIME

Calle Leonor de la Vega, 7, bajos
28005 MADRID
Telf: 913 650 765
Fax: 913 650 765 / 913 546 729
Aptdo. Correos 5051 - 28005 MADRID

ACIME



Correos electrónicos:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.