Logotipo ACIME
Entrevista a Alberto Durán, vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE

“Las actuaciones a favor de la discapacidad en el ámbito militar deben ser inclusivas y asumir los criterios generales determinados en la CIDPD"

"Nuestro esfuerzo y trabajo han posibilitado que durante el periodo de crisis la ONCE y su Fundación hayan creado más de 47.860 empleos, lo que supone una media de 6.800 empleos por año, de los que un 95,9 por ciento han sido para personas con discapacidad", afirma Alberto Durán, vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, y "los pasos que estamos dando se encaminan en eliminar la discriminación de la que son víctimas las personas con discapacidad con respecto al resto de la sociedad, y que se ven reflejadas en una menor tasa de actividad laboral y unos mayores porcentajes de desempleo".

Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra, Máster en Economía y Dirección de Empresas por IESE (1996, Barcelona) y Experto en Defensa por el CESEDEN, Alberto Durán comenzó su actividad en el grupo de empresas de Fundación Once (Fundosa) en 1996 como analista de nuevos proyectos de participación empresarial y coordinador de los proyectos de consultoría externa.

Desde 2003 es vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE; en mayo de 2007 fue nombrado presidente del Grupo Fundosa y, desde mayo de 2011, presidente de Corporación Empresarial ONCE. Es, también, vicepresidente 3º de la Asociación Española de Fundaciones y secretario general del CERMI. Ha sido miembro del Grupo de Expertos de Responsabilidad Social de la Comisión Europea y del Consejo Estatal de Responsabilidad Social. En la actualidad, es consejero general adjunto al presidente para la Cooperación y Relaciones Institucionales en el Consejo Estatal de la ONCE, presidente de ILUNION y vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE.

Fundación ONCE nacía, hace 27 años, con el objetivo de contribuir a la plena inclusión social de las personas con discapacidad. Desde 1988, ha dedicado más de 1.000 millones de euros a programas y actuaciones en favor de personas con discapacidad, en ámbitos como la formación y la inserción laboral, la accesibilidad global y la cooperación con entidades públicas y privadas con intereses afines. ¿Cuáles son las principales metas alcanzadas y hacia dónde dirige ahora sus pasos la Fundación?

ONCE creó la Fundación ONCE como una herramienta de solidaridad de los ciegos españoles con el resto de personas con discapacidad en nuestro país, por lo que se financia con el 3 por ciento de los ingresos de las ventas del cupón. Nuestro objetivo, como bien afirma, es la plena integración de las personas con discapacidad para lo cual desarrollamos actividades y programas relacionados con el empleo y la formación; la accesibilidad y el diseño para todos; y, recientemente, estamos también trabajando en el ámbito de la educación superior con el fin de fomentar el talento de las personas con discapacidad.

Nuestro esfuerzo y trabajo ha posibilitado que durante el periodo de crisis la ONCE y su Fundación hayan creado más de 47.860 empleos, lo que supone una media de 6.800 empleos por año, de los que un 95,9 por ciento han sido para personas con discapacidad. Los pasos que estamos dando se encaminan en eliminar la discriminación de la que son víctimas las personas con discapacidad con respecto al resto de la sociedad, y que se ven reflejadas en una menor tasa de actividad laboral y unos mayores porcentajes de desempleo.

¿En qué han cambiado el modelo de gestión y las áreas de actuación de Fundación ONCE en todo este tiempo?

La situación de las personas con discapacidad desde la creación de Fundación ONCE ha evolucionado positivamente. Una de las principales características de nuestra entidad es la capacidad de adaptación a las necesidades de las personas con discapacidad. Las personas con discapacidad han dejado de estar en la periferia del debate social, y cada vez más las administraciones públicas y las empresas, a través de sus políticas de responsabilidad social corporativa, sitúan a este colectivo en uno de los principales ejes de sus estrategias.

Por esto, entendemos que Fundación ONCE no debe de actuar en solitario sino que debemos de buscar aliados que, bajo el concepto de creación de valor compartido, permita el desarrollo de iniciativas que posibiliten un mayor impacto tanto en la sociedad en general y en las personas con discapacidad y sus familias, en particular.

La plena inclusión social pasa por la inclusión laboral de las personas con discapacidad y, en ese sentido, la promoción de la cualificación profesional, las competencias laborales y las habilidades personales y profesionales, son factores determinantes. ¿Cómo se trabaja el desarrollo de todos estos aspectos clave para la inclusión laboral desde Fundación ONCE?

Evidentemente estos son unos factores claves, aunque no debemos olvidarnos que si los entornos no son accesibles tampoco podrá haber una integración laboral. Desde el punto de vista de formación Fundación ONCE puso en marcha la Asociación FSC Inserta, que gestiona el Programa Operativo "Lucha contra la discriminación" junto con el Fondos Social Europeo y que se ha denominado "Por Talento". A través de esta iniciativa el año pasado se gestionaron un total de 5.500 ofertas de trabajo para más de 17.500 puestos, a los que optaron 29.000 candidatos con discapacidad. Además, 11.000 personas con discapacidad recibieron formación mediante los casi mil cursos, talleres de habilidades sociales y medidas de autoempleo y emprendimiento, que se desarrollaron por toda España.

Por otra parte, también estamos trabajando en la Enseñanza Superior a través de convenios de colaboración don distintas entidades para promover tanto la accesibilidad como la inclusión de alumnos con discapacidad. En este ámbito cabe destacar el programa de becas "Oportunidad al Talento" por el que se facilita el desarrollo de prácticas curriculares por parte de universitarios, o recién licenciados, con discapacidad, y gracias al cual se beneficiaron el año pasado más de medio centenar de jóvenes.

¿Cuántas personas con discapacidad se han beneficiado de la acción de ONCE y su Fundación?

En lo que respecta a formación y empleo, durante estos años nuestro esfuerzo ha posibilitado la creación de 120.000 puestos de trabajo, de los que 112.000 han sido para personas con discapacidad. Además, 115.989 personas con discapacidad han pasado por los cursos de formación que desarrollamos en las sedes que FSC tiene distribuidas por todas las comunidades autónomas. En la bolsa de empleo de FSC tenemos inscritos actualmente 209.018 personas.

Por otro lado, y desde el punto de vista de accesibilidad, más de 1.400 taxis adaptados se han puesto en circulación gracias a la Fundación ONCE; se han dado más 8.800 ayudas individuales para la accesibilidad al empleo; y se han llevado a cabo más de 3.200 actuaciones de promoción de la accesibilidad en entornos físicos y virtuales.

Además de la vicepresidencia ejecutiva de Fundación Once, ocupa la presidencia del grupo empresarial Ilunion, una marca que materializa, en el ámbito empresarial, la iniciativa social de la ONCE y su Fundación, ¿con qué objetivo nace Ilunion y cuáles son sus valores?

El nacimiento de ILUNION responde a la vieja aspiración de la ONCE de fusionar bajo una misma marca sus dos grupos empresariales. ILUNION es proyecto diferente y generador de empleo de calidad para las personas con discapacidad. Ese es el principal objetivo de todas y cada una de las líneas de negocio que se aglutinan bajo nuestra nueva marca. Contamos con una plantilla de 30.696 trabajadores, de los cuales 9.817 son personas con discapacidad, casi el 32% del total.

Demostramos con nuestra actividad que los profesionales con discapacidad pueden formar parte de iniciativas empresariales de éxito. De hecho, somos líderes en algunos sectores económicos, como el de las lavanderías industriales, y una referencia en otros muchos relacionados con los servicios, el turismo, la accesibilidad, la fisioterapia, etc.
Y como no podría ser de otra forma, ILUNION comparte y traslada al ámbito empresarial los valores de solidaridad y cohesión social que caracterizan a la ONCE y a su Fundación. Es un ejemplo de la economía social española, que, sin ninguna duda, aporta al país riqueza y diversidad.

Hace unos años, realizo el curso de altos estudios de la Defensa en el CESEDEN. ¿Qué ha supuesto, a nivel profesional y personal, su acercamiento a temas de la Defensa y tener un conocimiento más profundo de la Institución y de sus componentes?

Ha sido una experiencia magnífica, la convivencia entre civiles y militares con diferentes especializaciones y experiencias resultó muy enriquecedora, creo que compartir con gente buena y buena gente supone un enorme aprendizaje y la posibilidad de consolidar alianzas entre personas y proyectos. Los conocimientos propios de la defensa resultan en gran parte útiles para las reflexiones estratégicas que pueden hacerse en el seno de las empresas y de las organizaciones.

ACIME participó el pasado 27 de abril, por primera vez, en la sesión extraordinaria del Pleno del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas. Durante la reunión, la Subsecretaria de Defensa presentó el Plan integral de apoyo a la discapacidad en las Fuerzas Armadas. Desde Fundación ONCE, ¿cómo se valora esta iniciativa del ministerio?

Me parece un acierto, y si me permiten también diría que esta era una aspiración que se podía haber producido hace tiempo. Pero ahora toca agradecerlo y ponerse a trabajar en las actuaciones contenidas en este plan.

ACIME se encuentra inmersa en el desarrollo de un programa de reinserción laboral de militares y guardias civiles con discapacidad, que automáticamente pasan a retiro cuando adquieren una discapacidad, aunque nuestra principal lucha sigue siendo que no se discrimine a estas personas sino que se hagan los ajustes razonables necesarios para que puedan continuar ejerciendo su profesión aunque sea en otro puesto, ¿hacia dónde cree que debería caminar la discapacidad militar?

Las actuaciones a favor de la discapacidad en el ámbito militar deben ser inclusivas en general, lo que significa que se deben promover las adaptaciones o ajustes necesarios para promover la vida activa de la persona con discapacidad. En general, se deberían asumir los criterios generales determinados en la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

En el singular caso de los militares y guardias civiles con discapacidad contamos, además, con la problemática añadida de la falta de datos estadísticos que nos ayuden a dibujar un mapa de la discapacidad militar. Fundación ONCE y FSC Inserta van a colaborar con ACIME en la elaboración de un estudio que nos ayude a detectar las necesidades reales de este colectivo. ¿Cómo valora este primer paso para comenzar a trabajar en temas tan importantes como la inclusión o la accesibilidad en las Fuerzas Armadas?

Es importante conocer los datos para ser consciente de las necesidades y poder diseñar así planes de actuación concretos. Este primer estudio que abordaremos desde Fundación ONCE, FSC INSERTA y ACIME nos permitirá contar con un mapa de la discapacidad en el ámbito militar que servirá para orientar los trabajos a abordar.

1989-2014

25 años compartiendo una misión

 
ACIME

ACIME

Calle Leonor de la Vega, 7, bajos
28005 MADRID
Telf: 913 650 765
Fax: 913 650 765 / 913 546 729
Aptdo. Correos 5051 - 28005 MADRID

ACIME



Correos electrónicos:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.